Menopausia

Los estrógenos son las hormonas que que nos dan nuestros carácteres femeninos pero además son los autores de nuestra acumulación de grasa a la altura baja: cadera, muslos y cintura.
Cuando desaparecen los estrógenos, por menopausia, la grasa deja de acumularse en las caderas para acumularse en la zona abdominal, rodeando y redondeando nuestro perfil.

Pero no sólo afecta a la figura sino que la pérdida de estrógenos nos puede derivar a una hipertensión, una lipidemia, un aumento del colesterol aumentando odas ellas el riesgo cardiovascular y pudiendo generar osteoporosis y sequedad de las mucosas.

Si el problema es la carencia de síntesis de estrógenos, podríamos pensar que deberemos de añadirlos de la dieta, no?

Las isoflavonas y los omega 3, serán nuestros aliados pudiendo reducir no sólo los sofocos sino también la irritabilidad. Inhibiendo la recaptación de serotonina reducimos la irritabilidad y los sofocos dado que la serotonina tiene funciones en el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *