Fitoestrógenos

Los fitoestrógenos son compuestos químicos no esteroideos, que se encuentran en los vegetales pero son similares a los estrógenos humanos.
Su acción puede ser similar (efecto estrogénico) u opuesta (efecto antiestrogénico) a éstos.
Se encuentran en muy pequeñas cantidades en los alimentos.

Se pueden identificar varias formas:


– isoflavonas:
presentes principalmente en la soja tienen efectos estrogénicos (fitoestrógenos) y por tanto, deben evitarse si queremos evitar aumentar nuestra cantidad de estrógenos y consumir si estamos en fase menopáusica (nos ayudará a contrarestar sus efectos).
En ocasiones tiene efectos antiestrogénicos pues compite contra los receptores de ésta (genisteina). Además, tiene potentes propiedades antioxidantes.

– lignanos: son metabolitos secundarios de las plantas. Se encuentran principalmente en las semillas de lino, de calabaza, de sésamo, en el centeno, en la soja y en el brócoli a pesar de que sus cantidades son muy reducidas (hablamos de microgramos). Están relacionadas con el metabolismo de la fenilalanina y son fitoestrógenos con función antioxidante y antiestrogénica pues; Teniendo una buena salud de la microbiota, nuestras bacterias podrán formar enterodiol y enterolactona que son los máximos competidores de los estrógenos naturales haciendo así, disminuir la actividad de estrógenos totales ayudándonos, reduciendo sus efectos dañinos y por tanto, evitando patologías mayores.

 

– cumestrol:  tiene la misma afinidad de unión del receptor estrógeno a pesar de que la capacidad de unión es menor que la del estradiol. Posee por tanto, actividad antiestrogénica. Lo encontramos en frijoles pintos, alfalfa y los brotes de trébol fundamentalmente.

  1 comment for “Fitoestrógenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *