No es demasiado práctico tener que estar calculando cuánto consumo de fibra se hace a diario por lo que para hacerlo fácil,haremos un resumen:

Existen pues, dos tipos de fibra:
– Las insolubles que actúan como cepillos gástricos eliminando sustancias que puedan haberse quedado retenidas en nuestro intestino e incrementando el peso de las heces generando una ayuda a nuestro recto a la hora de expulsarlas y
– Las solubles las cuales son fermentables en mucha mayor cantidad por nuestra microbiota generando un buen recambio de nuestras bacterias residentes que están en simbiosis (ambas partes extraen un beneficio) con nuestro intestino.

Teniendo en cuenta que el cálculo para mantener una buena proporción de ingesta de fibra debe de ser 3:1 (por cada 3 de insoluble una de soluble) lo que podemos hacer es tener en cuenta que:

Los cereales aportan más fibra soluble en cambio, los vegetales y sus semillas aportan más fibra insoluble.


Quizás te interes saber:

¿Cuáles son los alimentos más ricos en fibra?
¿Qué es la fibra alimentaria?

Categorías: Uncategorized

Coque

Me llamo Alba, soy de Barcelona y soy una tarada: Me gusta profundizar hasta los huesos en las cosas y enterarme del por qué de las cosas. Esto me llevó a estudiar Bioquímica entre la UGr y la UAB y acabó desembarcando en la Nutrición, algo que siempre me apasionó. Actualmente sólo tengo una prioridad: aprender y cuidar de Maca, la perreta que me acompaña a todos lados donde voy o me dejo caer. Me gusta mucho preguntar intentando no ser pesada, aunque a veces me cuesta evitarlo :P Me gusta mucho la fitoterapia, me quedo embobada escuchando hablar a los profesionales del tema y adoro ver los campos cuando la brisa les hace correr.

3 comentarios

Fibra alimentaria | · 2 septiembre, 2015 a las 3:31 pm

[…] ¿Cuáles son los alimentos que nos ayudan a tener una buena salud intestinal? […]

La fibra alimentaria – Vegalba · 25 julio, 2016 a las 11:44 am

[…] Fibra soluble e insoluble […]

Dieta de la piña y el atún – Vegalba · 14 agosto, 2016 a las 12:55 pm

[…] Fibra soluble e insoluble […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *